Agurtzane Intxaurraga

Mi Historia

Crecí entre mujeres, en un caserío vizcaino, más tarde Donostia me convierte en teatrera. Nunca he sabido de dónde me surgió esta pasión por el arte. Pero estudiando periodismo, cumplidos los veinte, cogí la maleta y me vine a Donostia, a vivir el teatro. Desde entonces las escenas y los escenarios se han convertido en mi refugio y lugar de rebelión. Llevo 30 años contando historias con HIKA. Siempre tengo alguna en mente. Y en mi cuerpo la danza, que me ayuda a sentirme libre. Al igual que estar entre amigas. El sonido del río y el silencio son mis melodías preferidas. Trato de escuchar ambas.