¡Ha nacido TONBOLA! Lo hemos conseguido. Y, salvando las distancias, hemos lograso sentir cerca al público. Mirar al público a la cara y robarle sonrisas. La plaza de Rentería parecía el Muro de Berlín, con las paredes llenas de graffitis. En Zarauz, el agua salada del Cantábrico nos trajo a la memoria el Mediterráneo. Las emociones a flor de piel en ambas fuciones. ¿Qué más podemos decir si no es “Gracias”?

Milesker, Thank You, Merci, mil gracias a quienes estáis con nosotras… ¡Bienvenidas, bienvenidos a esta TONBOLA de teatro!

 

Deja un comentario